domingo, 30 de diciembre de 2007

Carlos Márquez


El título del presente Blog surge ante la necesidad inaguantable de compartir con ustedes éstas creaciones literarias propias junto a las creaciones literarias ajenas.
Inaguantable, puesto que a quien suscribe ya le era insoportable seguir cargando el peso del anonimato literario que cuasi me aplasta intentando en vano hacerme desaparecer a destiempo.

Siempre me he negado a extinguirme como por encanto. Orgulloso, sin vacilaciones, me he resistido y me resisto al anonimato infame y cobarde que sepulta seres notorios que vivieron asediados de temores diversos.
Soy de esos seres comunes que nacieron para dar y reconocer sin mezquindades odiosas, las bondades de otros y de otras.
Fue así que, allá en el Ensanche Bermúdez, un barrio del inolvidable Santiago de los Caballeros donde me crié, cuando mi inteligente sobrino Bryan, anunció que me crearía éste Blog de Internet, sin querer, me extraje alegres lágrimas que hoy pueden humedecer sus áridas, bienaventuradas y pendencieras pupilas que aspiro vivan despiertas por siempre.
Pero, y..y..de dónde ha salido tanta teoría, poeta Carlos Márquez, deja atrás
pendejadas y nostalgias y dale paso a noticias, biografias, cuentos, novelas, ensayos y poemas, ¡carajo!.
Así, talvez, sale del anonimato

1 comentario:

Nelson dijo...

Un santo ano de 2008. Abraço Fraterno.

Para publicar tus libros y poemas
carlosmarquezlatia@gmail.com